jueves, 30 de junio de 2016

Hacia 1831 todavía existía una gran confusión acerca de la razón de la diversidad de las especies vivas y cómo cambian. Se aceptaba que, en apego a la biblia, el humano tenía cerca de 6000 años de existir en la tierra. Darwin siembra la semilla para transformar esas ideas: los cambios en los seres vivos en el paso de mucho tiempo, la revisión de los fósiles son evidencia. En ese transcurrir del tiempo hay especies que cambian y otras que se extinguen. Hoy hay controversia por los cálculos de la aparición de los seres humanos que rebasan por mucho la versión bíblica, se menciona por lo menos, 100,000 años.


INTRODUCCION

La Evolución es un hecho histórico, es decir, existen suficientes pruebas científicas para afirmar que la historia del planeta se debe a una transformación de las especies de los organismos, lo que ha producido la diversidad que conocemos a partir de las primeras formas de vida.

Los mecanismos que explican la evolución de los seres vivos son básicamente los que expone la teoría conocida como Neodarwinismo que conjuga las afirmaciones del Darwinismo con los descubrimientos de la Genética, la Paleontología y otras ramas de la Biología, por lo que recibe también el nombre de Teoría Sintética.

La Evolución no es una ciencia ya cerrada pues las investigaciones van aportando nuevos conocimientos sobre el modo de cómo se han podido dar cada uno de los pasos de la historia de la evolución y van aportando al Neodarwinismo el conocimiento de nuevos posibles mecanismos evolutivos.

La teoría neodarwinista fue elaborada en los años treinta y cuarenta por Dobzhansky, Simpson, Mayr, Huxley, etc..., basándose en la variabilidad genética y en la selección natural, aspectos proporcionados por la teoría darwinista.







DESARROLLO
La evolución del caballo puede seguirse a través del registro fósil hasta llegar a Hyracotherium, un pequeño mamífero herbívoro que vivió durante el Eoceno, hace 55 millones de años, en América del Norte. Se supone que de él descienden todos los équidos posteriores, incluido el género Equus.
Existen tres características que demuestran la tendencia en la evolución del caballo, estas son el tamaño corporal, la estructura de las patas y la estructura de los dientes.
Las pruebas de la evolución del caballo son las siguientes:

Prueba paleontológica:
El principal indicio a favor de la Evolución biológica, es el hecho de que se conserven restos fósiles de animales  que vivieron en épocas pasadas, que  han perdurado hasta nuestros días y que son distintos a las especies actuales, mientras que la mayoría de las especies no está representadas en los fósiles conocidos. Si como principio general todo ser vivo procede de otro ser vivo, habrá que admitir que las especies actuales proceden de otras especies biológicas. Las especies desaparecen, se extinguen y son sustituidas por otras, a lo que se conoce con el nombre de registro fósil.
Pero sólo en algunos casos los restos descubiertos permiten reconstruir la evolución de un determinado organismo a través del tiempo.
En agosto de 2002, una expedición del Departamento de Paleontología de Vertebrados del Museo de Historia Natural recuperó un esqueleto completo de caballo fósil en los depósitos pleistocénicos de Aguada de Lomas, en el departamento de Arequipa, en Perú. Los restos tienen 300,000 años de antigüedad.



PRUEBAS BIOQUÍMICAS:

El origen común de todos los seres vivos se pone de manifiesto al comprobar que todos poseen los mismos componentes químicos (carbono, oxígeno.etc); los orgánulos están en todas las células...;todas las proteínas están formadas por los mismos veinte aminoácidos; todas las moléculas de ADN son secuencias de los mismos cuatro nucleótidos; y el lenguaje utilizado por el ADN para nombrar a cada uno de los aminoácidos es el mismo para todos los aminoácidos. Estas y otras observaciones similares se pueden interpretar como argumentos a favor de un origen común para todos los seres vivos.


Series filogenéticas:

La evolución del caballo. Su registro fósil conocido comienza hace unos cincuenta millones de años La historia de la evolución del caballo está bien documentada y el registro fósil muestra con claridad una reducción progresiva del número de dedos, pasando de un animal ramoneador pequeño de cuatro dedos, a un animal con un tamaño mayor, que pastaba hierba y tenía las patas formadas por un único hueso terminado en un solo dedo: el caballo moderno. El Eohippus, similar en aspecto a un perro, vivió hace 60 millones de años y sus molares carecían de superficies trituradoras grandes para masticar la vegetación carnosa de su hábitat. Con la expansión de las praderas en el mioceno, hace 25 millones de años, tan solo sobrevivieron aquellos animales cuyos dientes estaban adaptados para triturar el alimento. Por otro lado, el cambio hacia un clima más árido produjo un endurecimiento del terreno y el dedo medio de Merychippus se alargó para soportar la tensión de su peso, convirtiéndose en un único dedo enPliohippus.
Las patas robustas del caballo evolucionaron para conseguir alcanzar velocidades lo bastante rápidas como para evitar a sus depredadores.



PRUEBAS GENÉTICAS:

El análisis de la composición del ADN, demuestra la similitud de todos los seres vivos y su origen común. El hecho de comparar secuencias de nucleótidos en el ADN de especies diferentes, puede proporcionar información sobre su parentesco evolutivo. Si el número de diferencias es bastante alto el parentesco entre dichas especies es débil. Por el contrario si las diferencias son escasas evidencian proximidad del antecesor común, lo cual permite construir el parentesco evolutivo de estos individuos

PRUEBAS BIOGEOGRÁFICAS:
Hace millones de años algunos de los continentes estaban unidos, esto explica que especies de distintos continentes tengan tantas similitudes ya que ambos tuvieron un origen común.
Con el paso del tiempo las especies han ido evolucionado y dando así lugar a las especies actuales. En islas como las británicas que se separaron del continente hace, relativamente, poco tiempo, las especies son las mismas. En Australia que se separó del continente hace 70 millones de años, se ha desarrolla una flora y una fauna propia ya que la evolución ha sido diferente.
También los archipiélagos oceánicos alejados de continentes presentan una diferente diversidad de especies.



  
ANATOMIA COMPARADA:

La anatomía comparada investiga las homologías o similitudes estructuradas heredadas por lo organismos tanto en su esqueleto como en cualquier otro órgano. Los órganos homólogos son aquellos que tuvieron un mismo origen pero desempeñan una diferente función, debido a la divergencia adaptativa. Ejemplo: las extremidades de un caballo, un topo, un murciélago, una ballena y un ave.








CONCLUSION


Las radiaciones adaptativas que dieron origen al caballo moderno que acabamos de describir incluyeron, pues, los siguientes cambios
 a) el alargamiento del cráneo desde corto y de tamaño convencional hasta el alargado del presente
 b) la aparición de la diastema
c) el alargamiento de los dientes y el desarrollo del patrón de esmalte y dentina que existen el caballo moderno
d) el aumento de tamaño y una mayor complejidad del cerebro
e) la modificación de una pata con tres dedos en animales digitígrados, a una de un solo dedo y unguligrado
 f) la evolución de la caña y el menudillo.
Como se ha visto uno de los elementos esenciales en el progreso de los caballos fue la evolución de los hábitos alimentarios. Existían dos tipos los ramoneadotes, que habitaban el bosque y al igual que los ciervos se alimentaban de hojas y ramitas de la vegetación arbustiva; y los pacedores, que pastaban en las praderas y se alimentaban de las yerbas más duras y abrasivas. su adaptación a estos hábitos, los dientes de los pacedores eran más altos y más resistentes a la abrasión, el cuello y la cabeza más largos (para alcanzar el suelo), los músculos de la masticación diferentes, y las patas eran más largas y habían sufrido considerables modificaciones en estos animales, cuya defensa consistía, principalmente en escapar corriendo. En el oligoceno tardío y el mioceno temprano, los pacedores parecen haber dominado y para fines del terciario, todas las especies ramoneadotas se habían extinguido.
Con este conocimiento podemos extender la vista atrás y examinar, los antecesores de los caballos modernos y ver cómo fueron adquiriendo estas adaptaciones durante el transcurso del tiempo geológico.








Referencias:


No hay comentarios:

Publicar un comentario